Hace un par de días, una de las personas que viene a verme a la consulta, me hizo un regalo excepcional. Me obsequió con uno de los cuadros que pinta: una niñita bella, rubita y con cara de traviesa, en pleno proceso de cambio. Lo increíble del cuadro no son solo las manos que lo han creado, sino todo lo que yo puedo ver detrás de él. Al asomarme a esta imagen, veo esa capacidad de las personas para sanar, evolucionar y encontrarle el punto armonioso a la vida. Lo que veo no es sólo “Lo que se ve”, sino el gran proceso que existe y va transformándolo todo desde la sombra. El cambio.

Empiezo nueva etapa, así que este es uno de mis cambios. Me mudo! Qué importancia le damos siempre a las mudanzas en consulta, ¿verdad? Pues esta es una de esas meditadas, tomadas con calma como un café calentito en pleno invierno, y valorando diversas opciones. No digo que sea definitivo, pero sí de una temporalidad a medio plazo. Es un espacio armonioso creado desde el amor de muchas personas que me han ayudado, y con toda la ilusión para que los que venís encontréis en él un lugar tranquilo donde descansar. Así que sin más, continuamos camino.

Laura Hernández Merino

Psicoterapeuta Col. M-20862

Calle de las Peñuelas 48, 2F.
Madrid. (Distrito Centro)
Metro: Embajadores/Acacias.

(Nota: Arancha de Madariaga dará continuidad en la sede de siempre)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>