Por Arturo Paiva artist

Por Arturo Paiva artist

“La manera en que nos tratan, nos cuidan, nos miran, desde pequeños puede determinar cómo nos evaluamos, y cómo nos sentimos en el mundo.”

Las personas nos encontramos vinculadas a otros a través de hilos invisibles, que nos hacen acercarnos o alejarnos, mantenernos al margen, percibir que somos importantes, que merecemos un lugar dentro de un grupo, o que por el contrario lo mejor es caminar en soledad sin implicarse demasiado en las relaciones.

John Bowlby (1907-1990) fue un psiquiatra y psicoanalista inglés que estudió las relaciones entre los niños y sus cuidadores principales, y cómo había ciertos aspectos de la psique que se estructuraban desde estas primeras relaciones de afecto. Formuló su teoría, generando lo que hoy conocemos como la Teoría del Apego, atribuyendo una gran importancia a la realidad interpersonal y social, entendiendo que la manera en que el niño es tratado por las figuras significativas en su infancia juega un rol muy importante en el desarrollo evolutivo.

Con la teoría del apego, Bowlby nos proporciona una manera de entender por qué las personas tendemos a establecer vínculos afectivos fuertes, con diferentes personas que en muchas ocasiones comparten características entre sí. Nos proporciona una explicación a cerca del estado de nuestro autoconcepto, es decir, la manera en que nos percibimos a nosotros mismos como valiosos/no valiosos. Y hace que generemos una noción acerca de si el mundo es seguro o peligroso, si es amenazante, si nos tenemos que defender/proteger o si por el contrario podemos relacionarnos con los demás de forma segura.

Según Bowlby (1982), el apego es un sistema de control basado en una conducta instintiva activada y modulada en la interacción, que se adapta a la consecución de unos fines que vienen determinados por las necesidades del momento. El apego es una relación especial, con alguien importante e irreemplazable para cada uno de nosotros, que tiene estas características:

  • Es una base segura. Cuando la figura de apego (que será el cuidador principal que tenga el bebé) se encuentra presente aumenta la sensación de seguridad y permite la exploración del ambiente, lo cual es imprescindible para la supervivencia.
  • Tenemos conductas de búsqueda de proximidad con respecto a la figura de apego. Cuando existe conducta de apego, hay una búsqueda de proximidad con la figura, que se activa cuando la persona se siente amenazada por circunstancias externas o internas. Cuando sentimos amenaza, tendemos a buscar al otro que nos genera seguridad.
  • La figura de apego es específica. El apego es un vínculo que se forma con alguien especial, que en la infancia suele ser la madre o el padre (Yárnoz-Yaben, 2006).
  • Generamos Modelos de trabajo (Bretherton, 1999). Se postula la elaboración de “Modelos Internos Activos”, como guías rápidas de actuación, que modulan la conducta, la memoria y la atención de la persona. Estos modelos reflejan la percepción que tiene cada cual respecto a la accesibilidad y la capacidad de respuesta de su figura de apego. Dicho de otro modo, estos “mapas” influyen en las percepciones, predicciones y reacciones que tiene la persona ante eventos presentes. Estos modelos se construyen a lo largo de toda la vida, y pueden ser más o menos complejos, conscientes o inconscientes. Para Bowlby, los más influyentes serán aquellos creados de forma más temprana. Te marcan cuánto de disponible afectivamente está tu figura de apego y el grado de valoración de uno mismo que sientes como resultado del trato recibido.
  • Cuando nos separamos de nuestra figura de apego, protestamos. El niño protesta con llanto o llamada de atención cuando percibe que su figura de apego no va a estar accesible, porque lo percibe como una amenaza a su seguridad.

Aunque fue Bowlby el creador de la teoría del apego, Mary Ainsworth fue quien realizó las aportaciones empíricas y metodológicas con las que se pudo postular que antes de la finalización del primer año de vida los niños ya tienen una idea bastante formada sobre la accesibilidad de la figura de apego y el nivel de seguridad que ésta ofrece. Los experimentos más famosos en este área son los que realizó la propia investigadora mediante lo que llamó “La situación extraña”. Os dejamos un video que lo ilustra, y os esperamos en el próximo post, donde seguiremos hablando de la importancia de las primeras relaciones.

Estos aspectos cobran importancia de cara a la crianza de los hijos e hijas, y también nos ayuda a entender muchos aspectos de lo que somos como adultos y por qué nos relacionamos como lo hacemos.

 

 

Tagged on:                         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>