En idea Psicología integramos distintos modelos psicológicos para cubrir las demandas de nuestros pacientes, y aprender otras maneras de ser y estar en el mundo.

EMDR

ejemplo1

En ocasiones las experiencias negativas, permanecen sin digerirse adecuadamente dejando un residuo emocional que acaba gobernando nuestra vida. Entendemos que en este caso la persona queda atrapada en el trauma, requiriendo de ayuda externa para ponerse de nuevo en marcha. Ahí es donde entra en juego EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing/ Desensibilización y reprocesamiento a través de los movimientos oculares). Francine Shapiro, investigadora en el Instituto de Investigación Mental de Palo Alto, descubrió y desarrolló en 1987 esta técnica.

EMDR es un modelo integral y eficiente en el tratamiento de experiencias perturbadoras que incorpora diversos aspectos de terapias sistémicas, psicodinámicas, experienciales, conductuales, cognitivas y corporales. Consiste en 8 fases que comprenden el uso de movimientos oculares y otras formas de estimulación izquierda-derecha. Es eficaz para tratar el desorden de estrés postraumático y reprocesar pensamientos y recuerdos perturbadores o problemas psicológicos provenientes de traumas, de abuso sexual, malos tratos, abandono y negligencia, crímenes, así como de fobias y desórdenes causados por experiencias vivenciales.

Desde idea Psicología, integramos EMDR dentro de nuestro modo de hacer psicoterapia, adaptándolo al proceso terapéutico de cada paciente.

Para más información, accdede a la página oficial de la Asociación EMDR España.

Psicodrama

El psicodrama es un abordaje psicoterapéutico desarrollado por Jacob Levi Moreno, con varias premisas fundamentales: tomar la alegría como recurso frente a la adversidad, la espontaneidad como salud, y partir de la idea de grupo como la posición de encuentro que genera la cura. Es por tanto una terapia grupal, que utiliza técnicas activas, de dramatización o escenificación, en su proceso terapéutico y que busca devolver a cada uno la dirección de su propia vida.

Por otro lado, el psicodrama bipersonal es el abordaje terapéutico que tiene origen en el psicodrama y lleva a cabo el mismo proceso, pero con la característica de prescindir del grupo. Es decir, en psicodrama bipersonal se encuentran paciente y terapeuta en el espacio psicodramático. A través de técnicas activas de cambio de roles, se consigue ensayar otro modo de responder ante las experiencias vitales, y reparamos así la vivencia acaecida.

En idea Psicología combinamos la psicoterapia psicodramática y sus herramientas como forma de alcanzar el bienestar en nuestros pacientes.

Para conocer más acerca de este abordaje, consulta: psicodrama.es o aep.fidp.net/

Cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual es un modelo basado en el aprendizaje de nuevas habilidades. Se utiliza con el objetivo de reducir el malestar psicológico y las conductas desadaptativas mediante la modificación de los pensamientos.

Se basa en el supuesto de la interrelación de los aspectos cognitivos, afectivos y conductuales. De que las emociones y las conductas (lo que sentimos y lo que hacemos) constituyen en su mayor parte un producto de las cogniciones (lo que pensamos), y de que en consecuencia, las intervenciones cognitivo-conductuales pueden generar cambios en la forma de pensar, sentir y actuar.

Ayuda a identificar los pensamientos distorsionados, que suelen ser negativos y autocríticos. Y favorece su sustitución por unas creencias más positivas y funcionales, que toman en consideración las propias fortalezas y los propios logros. Se desarrolla una mayor comprensión del por qué de las emociones desagradables, a medida que éstas van quedando atrás y se van sustituyendo por unos sentimientos más placenteros.

El objetivo general de esta terapia es aumentar la conciencia y el conocimiento de sí mismo, facilitar una mejor comprensión de uno mismo, y mejorar el autocontrol desarrollando habilidades cognitivas y conductuales más apropiadas.

En idea Psicología integramos la TCC dentro de nuestro modelo psicoterapéutico, adaptándolo a las necesidades individuales de cada paciente.

Modelo Modular-Transformacional

El enfoque Modular-Transformacional desarrollado por el Dr. Hugo Bleichmar, se basa en una psicoterapia activa, focal, y flexible en sus múltiples formas de intervención y que junto al papel fundamental de hacer consciente lo inconsciente, incorpora al psicoanálisis actual relacional los avances en psicología cognitiva, neurociencia, las teorías del aprendizaje y su aplicación al cambio terapéutico.

Es un modelo para definir el complejo funcionamiento de la mente inconsciente con las múltiples experiencias vitales que un sujeto afronta en su vida. Permite realizar intervenciones diferenciadas para cada caso particular, teniendo en cuenta la estructura de personalidad, el momento vital del paciente y las condiciones del tratamiento.

Es una psicoterapia que no se limita a modificar síntomas sino que está dirigida a cambiar la personalidad, los rasgos que producen sufrimiento, y los comportamientos disfuncionales en las relaciones interpersonales. Por eso en idea Psicología integramos el Enfoque Modular-Transformacional adaptándolo al proceso terapéutico de cada paciente.

Para más información, accede a la página oficial del Modelo Enfoque Modular-Transformacional.